El atributo más ochentero vuelve como una de las grandes tendencias del 2019

Los trajes estructurados con grandes hombreras que llevaba Melanie Griffith en Armas de mujer  representaban la silueta femenina más endurecida de los ochenta. Por aquel entonces, el concepto de mujer trabajadora estaba ligado a la palabra hombreras.

El pasado enero, Céline Dion se paseó por las calles de París, durante la Semana de la Moda de la al­­ta costura, con estilismos con hombreras muy marcadas.

img_sarbat_20190228-105111_imagenes_lv_gtres_hombreras_666-kZLG-U46752227989by-992x558@LaVanguardia-Web

 

Emma Stone. La actriz se enfundó un diseño de Louis Vuitton en los Oscars.

img_sarbat_20190228-105108_imagenes_lv_gtres_hombreras_3_4_6_752088836-kZLG--656x986@LaVanguardia-Web

Desde su llegada a Balmain, Olivier Rousteing se obsesionó con la idea de traer de vuelta este atributo que en su día popularizó Christophe Decarnin en la firma francesa. Lo hizo con su primera colección en el 2011 y ha seguido hasta ahora con chaquetas y americanas que parecían inspiradas en los años más gloriosos de Michael Jackson.

img_sarbat_20190228-105104_imagenes_lv_gtres_balmain_hombreras_2-009_4_6_763531125-kZLG--656x984@LaVanguardia-Web

Lady Gaga. Vestida con un traje oversize de Marc Jacobs a finales de octubre.

img_sarbat_20190228-105112_imagenes_lv_gtres_img_fmartinez_20190227-155335_imagenes_lv_getty_gettyimages-1055432868_4_6_752005766-kZLG--656x984@LaVanguardia-Web